Familia ADR

«La Mente de Cristo te permite gestar la reforma generacional de tu decencia para calzar en el exousias de Diºs (Hch 26:18)»

miércoles, 13 de septiembre de 2017

AUDITORÍA DE YHWH: Sabiduría de YHWH en misterio.


Nacer de nuevo(anothen), es nacer de arriba; desde el origen, desde el principio.

1Co 2:7 Mas hablamos sabiduría de Dios en misterio, la sabiduría oculta, la cual Dios predestinó antes de los siglos para nuestra gloria.

Y no fui con excelencia de palabras o de sabiduría(verso 2), hay una anunciación que te pone bajo influencia del mensaje(katangelo) que evidencia a YHWH mientras predicamos. Anunciar es más que hablar de ÉL, es hacer de ti una prueba de que Él existe. Hemos pernoctado fuera del mensaje original de Yæshuah; demostrando con palabras, lo que se debería manifestar con el Espíritu.
Hay una excelencia, que es hoy en día un bien escaso, que se debe demostrar; a Yæshuah y éste crucificado.
... Pues me propuse no saber entre vosotros cosa alguna, sino a Yæshuah... ¿Qué más podemos decir al respecto, que no se halla dicho? Porque; “no saber en Yæshuah, es el punto donde tu conocimiento perece”; es hablar de Él, sin usar todo lo que sabes. Es todo un reto hacerlo, para dar lugar a la sabiduría de YHWH.
Y, ¿la crucifixión? Es aquel elemento corto punzante que rasgó el velo de ignorancia que hoy nos permite conocer la realidad eterna preparada para los Hijos de Diºs. Es en el “consumado es” donde alcanza la gloria, para alumbrar el espíritu del hombre a la autenticidad del Hijo de Diºs. La crucifixión rasgó la oscuridad perenne del hombre que le permite ver, hoy, lo que perdió desde el huerto; para saltar a la existencia manifiesta del Postrer ADAM.
Y estuve entre vosotros con debilidad, la incapacidad de producir resultados, y con mucho temor y temblor. Es aquel reflejo emocional al ser impactado por la influencia del mensaje que testifica a YHWH, son emociones producto de la influencia del espíritu sobre nuestro ser. Que algunos hemos perdido, cuando en el inicio de nuestras Intervenciones públicas o familiares todo nuestro ser vibraba y no por los nervios sino por aquella pasión que ponía en fuego a nuestro corazón.
Entonces ahí nuestra palabra y predicación no era con palabras persuasivas en humana sabiduría, sino con demostración del Espíritu y de poder; ¡¡¡qué hoy debería ser mayor!!!
Para que nuestra fe no esté fundada en la sabiduría de los hombres, cuantas predicaciones sin poder y Espíritu hemos presenciado, se han limitado a discursos bonitos y bien hablados pero sin evidencia de Diºs. Significa que también existe una fe que es fundada en sabiduría humana; y no sabemos, que tanto, de todo lo que hemos creído, cuando es del Espíritu y cuando del hombre.
Sin embargo hablamos sabiduría “entre los que han alcanzado MADUREZ”, más hablamos sabiduría de Diºs en “misterio”, la sabiduría oculta que Diºs predestinó antes de los siglos para nuestra gloria. Aquella sabiduría de Diºs que opaca todo; grado, licenciatura;magíster y doctorado. Que al ser contrastada con Yæshuah y su crucifixión queda oscurecida y marchita. Y con esto no digo que no hay que estudiar, hay que hacerlo y no poner límite a lo que YHWH puede decir además de un discurso bien elaborado.
El reto es, ¿Qué más puedo decir de lo que ya sé? Que ¿pueda llamarse sabiduría de Diºs?
Aquello que ojo no vio, ni oído oyó y ni a subido a corazón de hombre; han sido preparadas “para los que le aman”, no para cualquiera.
Por eso que tener la mente de Yæshuah es, entre tantas cosas, tener el coeficiente intelectual del Hijo de Diºs. Tenemos que llevarlo a la escuela, en las materias que tanto problema tenemos; al trabajo, para dar soluciones extraordinarias; a donde quiera que vaya, porque eso manifestará una evidencia irrefutable de Diºs a la creación.
Y nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo, sino el que proviene de Diºs, para que sepamos lo que nos ha concedido. Muy importante, para no pedir incorrectamente y hacerlo con conocimiento de causa. ¿Qué te ha concedido? Hay que descubrirlo por el Espíritu y primeramente estar enseñados a operar en Él.
Su mente nos permite hablar con palabras de origen celestial para poder acomodar lo espiritual a lo espiritual, es decir tener el léxico o vocabulario de un lenguaje que no hace ruido sino que produce vida cada vez que es oído.
Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Diºs, porque para él son locura. ¿Te parece loco decir que puedes tener el IQ del Hijo? ¿qué puedes tener un mejor trabajo por hacer uso de ella? ¿ser el mejor alumno en tu clase? Así, que cuando tus compañeros te pregunten: ¿cómo lo hiciste? Los pondrás bajo influencia del mensaje de la evidencia de Diºs en tu vida.
Porque el hombre natural no las puede entender, porque se discierne espiritualmente. ¿no lo entiendes? ¿te parece fantasía?, Si es así es por la falta de la mente de Yæshuah.
Estar en funciones de su mente te permite investigar y preguntar todas las cosas(juzgar aparece en la Biblia, pero en el original significa investigar), ¡¡¡absolutamente todo!!!
Porque ¿quién conoció la mente del Señor? ¿Quién le instruirá?, Mas nosotros tenemos la mente de Yæshuah.

Que tengas un fabuloso día de YHWH.

No hay comentarios:

Publicar un comentario