Familia ADR

«La Mente de Cristo te permite gestar la reforma generacional de tu decencia para calzar en el exousias de Diºs (Hch 26:18)»

miércoles, 7 de diciembre de 2016

SEMANA DE YªHWēH: LA LENGUA DE YªHWēH

El idioma Hebreo son las raíces del Reino, es el idioma en que
habló YHWH.
Contando los días, como los días de la creación.

El Davar es la exhalación de YªHWēH, su Ruaj HaKodesh produce un sonido que llamamos "palabras". Recordemos por un momento el huerto del Edén, ahí en ese lugar lengua y palabras eran uno, se hablaba exactamente la lengua nativa del cielo; que por el pecado, se redujo a un lenguaje diluyendo la sustancia original; y se echó a perder definitivamente en Babel/confusión. Si nos detenemos un rato más en pensar que la lengua que hablamos es producto de una confusión que fue una acción directa de YªHWēH para detener al hombre. Bereshit 11:1
Ésta lengua tenía dos características: mantenía el "UNO" en el pueblo y su tenacidad para hacer todo lo que se proponían. Bereshit 11:6

¡¡¡¡¡Que sorprendente que una lengua muerta, sin el Espíritu, tenga tanta fuerza en si misma y que nuestro mismo Padre tenga que intervenir en el problema ya que dice: ...ahora son uno y que nada les hará desistir en la obra que han empezado!!!!!

Hoy no hablamos el idioma original del Cielo, en el Reino
tenemos la posibilidad de poder hablarlo nuevamente.
Hoy hablamos lenguas distintas, y ya se acerca el día en que todos hablaremos el mismo idioma, el Celestial. Aquella lengua del cielo que produce unidad y engendra tenacidad. La lengua original que produce un sonido, no como el que conocemos, es un sonido que no puede ser medido con instrumentos terrenales. Es un sonido que hace oír a sordos y levanta a los muertos. Hoy somos ese instrumento que produce un sonido cuando su Ruaj es exhalado del cielo. Hoy somos la fuerza y la cultura que se contrapone, que está tomando forma en el UNO Y CON UNA SOLA LENGUA. Somos el postrer Adam y el                                                                                                    beneplácito de YªHWēH. Somos hijos de Diºs.

No hay comentarios:

Publicar un comentario