viernes, 10 de marzo de 2017

SEMANA DE YªHWēH: Manifestación de la Familia.

El hombre es el Shamar, el que levanta cerco familiar para labrarla y guardarla
Contando los días, como los días de la creación.

Gn 2:21-22 Entonces YHWH Dios hizo caer sueño profundo sobre Adán, y mientras éste dormía, tomó una de sus costillas, y cerró la carne en su lugar. Y de la costilla que YHWH Dios tomó del hombre, hizo una mujer, y la trajo al hombre.

Es inquietante pensar, que hoy se tenga que revisar el concepto de Familia; un concepto que se creía ya consolidado, y vemos que a medida que pasan la generaciones; su valor, como su esencia; se van diluyendo con el tiempo. YHWH formó(yatsar) al ADAM y construyó(banah) a la mujer. Gn 2:22
Hizo, banah(construir), בנה; Beit es casa; Num es semilla, vida; y Hei es Revelar, mirar. La "construcción de la varona" nos habla; que ella es un ambiente, un lugar; donde la semilla de la vida, es revelada. Reconociendo que la vida es Yeshuah; quiere decir que fue diseñada para revelar a Cristo. Tenemos que servir y guardar el vientre de la familia; así como en el huerto la varona es el vientre de YHWH para las generaciones. Todo lo que construye YHWH, revela a su Hijo. Familias formadas hombre-hombre; mujer-mujer; no revela nada, más que una profunda distorsión del diseño original. La familia se manifiesta desde Cristo; desde un espíritu que reconoce y obedece al cielo; la familia se manifiesta, desde el Espíritu al alma, y luego al cuerpo. Vemos familias sin Espíritu que por más que se esforzaron, generacionalmente han perdido la batalla por salvar sus líneas genéticas. La familia siempre debió manifestarse desde los Hijos de YHWH, y no como es hoy. Aquí es donde el dilema toma forma, ¿Y las familias que se han formado sin YHWH? ¿Qué sucede con todas ellas?; es por eso que el predicar y evangelizar toma la relevancia que siempre debió tener; el enfoque tiene que ser familiar, buscando a las cabezas de generación; padres y primogénitos; "evangelismo estratégico"; una lucha de semillas, vientres y primogenituras; arrebatadas a la bestia. A veces evangelizamos al azar, sin saber el plan de acción del cielo; un Hijo debe conocer la voluntad del Padre, y hemos omitido este hecho crucial por efectuar una actividad autómata; sin discernimiento. Llegan a la congregación, ...se salvan; ...y después no saben que más hacer con ellos. Los ponen de líderes con los años y reproducen, después, lo mismo que hicieron con ellos; y nada más. Olvidando que se tiene que afectar al mundo; no únicamente desde el lugar de la congregación, sino también desde la familia. Formar Hijos que revelen a Cristo desde el hogar, tiene que ser un punto tomado en cuenta; en este tiempo. El Reino de YHWH, no debe empezar únicamente desde el lugar de la congregación; sino que también se gesta, desde la intimidad del hogar. Estableciéndose en los Hijos, de Diºs primeramente, y extendiéndose a los miembros familiares y expandiéndose al planeta entero. La congregación no es sólo "el lugar de reunión", el lugar de reunión ES EL PLANETA MISMO. Nosotros somos la eklesía y por etimología significa "llamar fuera", y no es meter a la gente adentro como lo hemos estado haciendo; y si nos reunimos, será para también establecer estrategias y tácticas de ataque para destrucción del "sistema de la bestia". Tenemos que transicionar de la mentalidad rígida de "lugar de congregación", a una "familia congregacional"; me reúno porque ahí está "mi familia celestial", la congregación es la "expansión de mi familia"; yo voy a ver a mi familia reunida ahí conmigo, para perseguir un solo fin. La Familia de Reino es una familia altamente militarizada, porque estamos en guerra contra la bestia y su sistema; nosotros no podemos negociar con sus secuaces, ni alianzas; ni treguas. Nuestro fin familiar es, la completa aniquilación de cualquier tipo de proliferación de la familia de la bestia sobre la Tierra y sus sistemas de gobierno. No existe misericordia y perdón para él, para él solo merece la muerte. La absorción del Hijo de Diºs por parte del sistema de la bestia, constituye amistad con el mundo. Y eso ya no tiene que seguir siendo así. Hemos conocido a Diºs fuera del núcleo familiar, cuando originalmente no fue así. Por eso que nuestra instrucción en la "congre-familiar" nos tiene que volver a llevar al comienzo; que todo tiene que empezar desde el hogar, con padres llenos del Espíritu; impartiendo a los hijos, doctrina celestial; luego después, a reunirnos para efectuar ajustes; re-alineamientos y nuevas tácticas de batalla; para ponerle fin a las tinieblas.

No somos un número más en su rebaño, no somos borregos marcados para la
destrucción; somos su antítesis y su peor pesadilla.
Tenemos que pasar, de ESTAR en el sistema; a ser el SISTEMA MISMO, somos el ESTABLISHMENT del Cielo aquí en la Tierra. Y todo esto tiene que empezar desde la familia, sumergida en la "Ideología de YHWH; desde el vientre, desde la cuna; desde que te levantas, desde que te acuestas; por el camino, en el bus; por donde quiera que vayas.
La familia no tiene que estar compuesta por padres salvos únicamente, sino también por padres con mentalidad Espíritu-familiar del Cielo y con un ímpetu elevado territorial-expansionista para la destrucción del sistema del Terror. Nuestro fin, tiene que ser también; el ponerle fecha de caducidad, al imperio de la muerte. Hay que romper la mente religiosa de un dios sin poder, a un Diºs que lo puede todo. No consientas prédicas, sin poder; tenemos que ser sobrenaturalmente naturales todo el tiempo. Pastores fluyendo en señales e Hijos del Reino desatando gloria de Diºs por doquier, yo mismo tengo que desintoxicarme también de la mentalidad religiosa pasiva; grabar en lo profundo de mi entraña Marcos 16:17-18 Y estas señales seguirán a los que creen: En mi nombre echarán fuera demonios; hablarán nuevas lenguas; tomarán en las manos serpientes, y si bebieren cosa mortífera, no les hará daño; sobre los enfermos pondrán sus manos, y sanarán.

Ser ensamblados desde el carácter de Cristo para poder sostener toda la sobrenaturalidad que el cielo nos quiere hacer ejercer.
La familia es un vientre de YHWH que tiene que fructificar y multiplicar, SU IMAGEN y no la nuestra; reproducida en nosotros y a través de nosotros, y multiplicar SU IMAGEN a las generaciones siguientes. La familia es un vientre que hoy sufre violencia y una deformación monstruosa que evidentemente quiere destruir todo intento nuestro desde el origen.
¿Como educa el sistema a sus hijos? Uno de sus brazos armados, es "la ignorancia" de una vida sin YHWH; los educa, con la no educación; creciendo como salvajes, sometiéndolos a sus pasiones. El sistema genera sus propios pensamientos; un pensamiento contrario al de YHWH, en el Reino, INTOLERABLE; pero en el mundo, esta correcto. En el Reino no existe la democracia, tampoco el voto popular; lo que YHWH dice se tiene que hacer, sin crítica ni murmuración; y se tiene que hacer con alegría. La democracia te hace creer que con Diºs se puede hacer lobby; que lo que ÉL pueda decir, podría estar sujeto a lo que opine la mayoría; ERROR, no es así.
Y finalmente, YHWH ordenó a Adam labrar y cuidar el huerto (Gn 2:15) y ¿qué más había, después en el huerto? La mujer, era también parte del huerto y la palabra labrar, abad, עבד, también significa servir y trabajar. Y guardar es shamar שמר; cercar y proteger, el del Adam la labor de cercar a la familia y no de la mujer; por mandato del huerto tenemos que ser nosotros los que llenemos los momentos de intercesiones en la familia y en la congre-familia; con eso no digo que la mujer no interceda, eso también está bien; sino que nosotros nos dejemos de absurdas excusas y retomemos posiciones de batalla para defender, repeler y atacar, a la bestia y su sistema.

Que tengas un fabuloso día de YªHWēH.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada