Familia ADR

«La Mente de Cristo te permite gestar la reforma generacional de tu decencia para calzar en el exousias de Diºs (Hch 26:18)»

martes, 11 de abril de 2017

SEMANA DE YªHWēH: «Pesaj - Pascua »

Nuestro altar familiar tiene que estar teñido de la sangre de
nuestro Yeshuah, para que nuestros primogénitos vivan al
amparo del Pacto Eterno de YHWH.
Contando los días, como los días de la creación.

Ex 12:7 Y tomarán de la sangre, y la pondrán en los dos postes y en el dintel de las casas en que lo han de comer

Mis hermanos, Paz, hoy les quiero hablar sobre la Pascua; es sabido por una gran mayoría de personas que tradicionalmente se celebra "La Semana Santa". Tanto en los católicos y algunas iglesias evangélicas, y creo que es menester nuestro indagar en el Espíritu lo que nuestro YHWH nos dice hoy. Tradicionalmente empezó el domingo, pero cronológicamente es hoy a las 6 pm; la diferencia radica que nosotros vivimos bajo un calendario solar, y YHWH usa un calendario lunar. El día, en el Davar de YHWH, va de puesta de sol a puesta de sol. Hoy será a las 6 pm 14 de Abib-Nisan y un día como hoy fue inmolado entre las dos tardes. Entiendo que hay una "polémica" grande sobre el día que murió nuestro Mashiakj, y hoy no pretendo convencerte del punto que estoy presentando a continuación: Hay mucha información sobre Pesaj-Pascua en la web, y lo que quiero dar hoy, es un entendimiento que nos motive a profundizar más sobre lo que nuestro Yeshuah hizo.

Un día como hoy Ex 12:7, empezó todo; El anuncio del Pacto
de YHWH con su pueblo, El Pacto con los Primogénitos.
"Se pintó los postes y los dinteles de las puertas con sangre", y no de cualquier animal, sino de un cordero sin defecto (Ex 12:5); hacer esto se le llama "Pacto del Umbral", en el oriente es común. Todo empezó en la casa, EL REINO SIEMPRE EMPEZÓ EN LA CASA; antes del templo el Padre de familia era el sacerdote, y  el altar familiar era la entrada o el umbral de la puerta. Cuando tú entrabas o cruzabas el umbral con la sangre derramada, significaba entrar en pacto con las personas que habitaban dentro, ellos se convertían en tu familia tanto que tenías que dar la vida, si era necesario, por ellos. Sus enemigos eran ahora tus enemigos, entrar por otro lugar era una ofensa, se consideraba que viene a matar o robar (Jn 10:1; 10:7-10); también,  pisotear la sangre del umbral es una ofensa grave al anfitrión (He 10:29).
Cuando alguien había ofendido a otro, llevaba a la casa del ofendido un cordero y lo sacrificaba en el umbral, si el ofendido cubría con un manto la cabeza del "ofensor arrepentido", quería decir que le perdonaba y después de ello cenaban juntos.

Aquella noche de Ex 12:7 YHWH hizo un pacto familiar con nosotros, que hoy debiéramos reconocer más que nunca(Ap 3:20). Él quiere cenar con nosotros en el umbral-altar familiar; nosotros no nos reunimos para tomar y beber, sino para recordar su pacto Eterno con nosotros; y que se genere con ello, una cuota mayor de revelación que construya un nivel mas alto en el conocimiento de nuestro Padre. Vivir el Pesaj con mucho respeto y temor reverente, por haber recibido algo tan grande, del más grande de todos. Dice la escritura que mientras cenaban a la "media noche" se producía una batalla entre primogénitos (Ex 11:5-7); la descendencia del mundo contra la descendencia de YHWH, y hoy tendrás la oportunidad de recrear tal batalla por tu descendencia, la descendencia que entra en pacto con YHWH, QUE RECIBE VIDA y no muerte. La primogenitura de tu familia tiene que estar presente cuando YHWH cruce el umbral pintado con la sangre del cordero-Yeshuah, hoy tenemos que alcanzar otro nivel en nuestra oración, intercesión; alabanza, relación con nuestro padre; nuestra conexión cielo y tierra tendrá que aumentar. Hoy Pesaj se remonta en el horizonte como la luz de la aurora que establece una creciente etapa de crecimiento en nuestra vida; por eso mi interés de comunicar "esto" para que un mayor entendimiento sea gestado en cada uno de nosotros por causa de nuestro YESHUAH.

Que tengas un fabuloso PESAJ-PASCUA, hoy.

No hay comentarios:

Publicar un comentario