Familia ADR

«La Mente de Cristo te permite gestar la reforma generacional de tu decencia para calzar en el exousias de Diºs (Hch 26:18)»

martes, 9 de mayo de 2017

AUDITORÍA DE YªHWēH: ¡¡¡Divorcio!!!

El divorcio es el ruido del relámpago, que escuchas a lo lejos;
después de haber visto su resplandor
«Nacer de Nuevo, es nacer de arriba; del principio, desde su origen(Jn 3:3)»

Mt 5:31 También fue dicho: Cualquiera que repudie a su mujer, dele carta de divorcio.

El divorcio, una palabra que no debería ser nombrada en un lecho conyugal. Tan común en el sistema de la bestia; y pareciera ser, que en las familias del reino resuena a lo lejos, como el eco de un trueno cuando ves su destello aparecer. EL DIVORCIO ES EL RUIDO DEL RELÁMPAGO​, QUE ESCUCHAS A LO LEJOS; DESPUÉS DE HABER VISTO SU RESPLANDOR.
Creo, en mi opinión, que hemos conceptualizado el divorcio de una fuente natural. Sin dejar de lado que tenemos conocimiento que uno de los enemigos conocidos contra el matrimonio, es el Diablo; me detengo para enfocar este punto en especial. Porque vemos la poca tolerancia en los matrimonios de hoy, que pareciera ser que al más mínimo motivo; una separación, es la solución. Toman «Dt 24:1 Cuando alguno tomare mujer y se casare con ella, "si no le agradare por haber hallado en ella alguna cosa indecente", le escribirá carta de divorcio»; llevado al extremo, sin revisar el contexto cultural y el momento que se escribió esta palabra. Reconozco que hay crisis en los matrimonios cristianos y que la solución no vendrá de enseñanzas externas escritas por algún elocuente blogger. Ya que la escuela no está ubicada afuera de nosotros, sino dentro. Lucas 12:12 porque el Espíritu Santo os enseñará en la misma hora lo que debáis decir. ¿Crees tú que solo esto funciona cuando estés frente a sinagogas, magistrados y autoridades? Yeshuah nos dice que el Espíritu te enseñará, no tú; nuestra mente relaciona escuela con enseñanza externa, escuela que está afuera; un espacio designado fuera de ti, que tú tienes que ir para aprender. (dinámica griega)
Yeshuah nos dice que la escuela no está afuera, sino adentro; ¿me dejo entender?. Tienes una yeshivá dentro y se llama Espíritu Santo. Jeremías 31:34 Y no enseñará más ninguno a su prójimo, ni ninguno a su hermano, diciendo: Conoce a YāHWēH; porque todos me conocerán. "Conocer a YªHWēH" es también habitar en la dimensión de su voluntad; si es que algo vamos a rescatar de afuera es, que todo lo que necesitamos saber yace adentro nuestro. ¿Y cómo puedo hacer eso?
Sólo existe de una forma, OPERANDO COMO MINISTRO COMPETENTE DE UN KAINÓS  PACTO. 2Co 3:6

El Ministro competente de un kainós Pacto, es operar en el
Postrer  ADAM; es conocer y caminar en la voluntad del cielo.
Volviendo al tema, la palabra divorcio, keritut, que significa en su expresión más básica: cortar, cortar el vínculo matrimonial. Y el vínculo matrimonial no se cortó recién en la separación de cuerpos (cuando escuchas el trueno) sino cuando viste el destello silencioso del relámpago a lo lejos y no hiciste nada sabiendo que en cualquier momento el ruido del destello tomará lugar en tu matrimonio. Hay actitudes que tenemos, que no producen ruido en el matrimonio; pero que de manera lacerante dañan la relación; la aspereza en las palabras, las miradas duras; la falta de atención, el no saber escuchar; no tener una actitud de servicio, entre otros; perturban el shalom en el hogar. Sólo en el matrimonio se logra la unión espíritu, alma y cuerpo; EL UNO. Yeshuah nos dice Mateo 5:28 ...cualquiera que mira a una mujer para codiciarla, ya adulteró con ella en su corazón. Pretendemos decir que Yeshuah solo puso más rigidez al mandamiento, y no creo que eso sea del todo. Nos enseñó también que originalmente el adulterio empieza con una actitud, pensamiento; que se produce en el corazón. Él nos está mostrando el funcionamiento del pecado. Ideas y pensamientos silenciosos de hoy, gestan el pecado del mañana. Cuando alguien decide divorciarse no es el resultado de un motivo singular sino de la suma de hechos que de manera silenciosa fueron minando la relación. Recordando nuevamente la palabra divorcio significa cortar, hagamos una retrospección, ¿Cuántas cosas en tu vida de matrimonio has cortado con tu pareja?... La separación de cuerpos, es la suma de haber cortado previamente uniones emocionales, sentimentales; voluntades y pensamientos; con tu pareja. El matrimonio es como el espíritu del Adam; según tu comunión, será tu conciencia. Hay una conciencia que el matrimonio debe manifestar y no se logrará, si no es UNO previamente. A Yeshuah le preguntaron en Mateo 19:7-8 Le dijeron: ¿Por qué, pues, mandó Moisés dar carta de divorcio, y repudiarla?
El les dijo: Por la dureza de vuestro corazón Moisés os permitió repudiar a vuestras mujeres; MAS AL PRINCIPIO NO FUE ASÍ. Me enfoco en esta última sentencia, "mas al principio no fue así", ¿Cómo es en el principio? Gn 2:23  «¡Al fin! —exclamó el hombre—. ¡Esta es hueso de mis huesos y carne de mi carne! (NTV) ¡ASÍ ES AL PRINCIPIO!, el hombre a perdido la capacidad de reconocer a sus propios huesos y sus carnes en su pareja ...Creyendo así ¿cómo uno podría divorciarse?. Tal vez nunca viste el matrimonio de esta manera, exclamar, ...¡Al fin! ¡Hueso de mis huesos frente a mi!..., porque tú no te puedes casar con alguien que no forma parte de tus huesos y ni de tu carne. Y ¿Cómo podría hacer tal reconocimiento? Habitando en el espíritu y no en el alma, recuerda el alma representa a Eva, 2Co 11:3 Pero temo que como la serpiente con su astucia engañó a Eva, vuestros sentidos de alguna manera sean extraviados de la sincera fidelidad a Cristo. La serpiente solo puede engañar al alma, a tu espíritu fundido con el Espíritu Santo, no. El alma son los sentidos y por los sentidos hemos escogido pareja, cuando debió ser por el espíritu; reconocer que a la que desposas, efectivamente salió de ti, tiene que marcar la pauta; y eso no lo sabrás por profecía, únicamente, sino por la yeshivá que llevas dentro llamado Espíritu Santo. Cuando tratan el divorcio en Mateo 19:10-11 Le dijeron sus discípulos: Si así es la condición del hombre con su mujer, no conviene casarse.
Entonces él les dijo: No todos son capaces de recibir esto, sino aquellos a quienes es dado. Los discípulos no entienden, porque estaban operando en el primer Adam; sólo en el postrer ADAM(Yeshuah) se puede lograr. 

El matrimonio es reconocer el UNO en Él; que ya no son dos, sino
una sola carne. Lo que Dios Junta es el matrimonio.
En Marcos 10:9 Por tanto, lo que Diºs juntó, no lo separe el hombre. Ahí dice lo que "Diºs juntó" no tus padres, ni tus gustos; la sociedad o la necesidad; tu calentura o cubrir un embarazo; sino Él, y no tu alma. Matrimonio es reconocer en el espíritu que efectivamente tu pareja salió de ti. Volvamos al principio, Hueso de mis huesos, carne de mi carne; no es una declaración, ES UNA VERDAD que tienes que comprobar que es así para no unirte a yugo desigual. Diºs es Espíritu y el junta espíritus, por eso que el matrimonio fue dado a Adam Espíritu y no es para cualquiera que no tenga el Espíritu de Diºs. Recuerda, es lo que Diºs juntó lo que Él sustenta, fuera de ello se sale de la dimensión de su voluntad.
Finalizo recordando que la escuela la llevamos dentro, y ¿Qué función tendrán nuestros maestros en las congregaciones, ahora? El develar la capacidad del Espíritu que llevamos dentro hasta que el postrer ADAM sea manifestado al 100%. Y que uno no podrá divorciarse nunca si aprendió a reconocer que sus huesos y sus carnes yacen al lado suyo cuando te levantas, te acuestas; cuando comes, bebes; cuando te ves a ti mismo cada vez que posas tu mirada sobre tu pareja y viceversa.

Que tengas un fabuloso día de YªHWēH.

1 comentario:

  1. Guillermo Gonzalo Sánchez Achutegui21 de mayo de 2017, 22:09

    El divorcio, siempre es una posibilidad, si es que no se tiene la firmeza necesaria en el matrimonio, es mágico pensar que solo el amor une a personas de diferentes familias, y compartir las mismas vicisitudes es un trabajo titánico, que necesariamente se tiene que hacer si es que de verdad se quiere que perdure la unión matrimonial......

    ResponderEliminar